Una casa no siempre es un hogar

Sinhogarismo, según Albert Sales, activista e investigador en la lucha contra la pobreza y las desigualdades, no solo es el colectivo de personas que duermen en la calle, sino que hay mucho más detrás y, muchas más personas afectadas, hay una parte importante invisible. Por ejemplo, sin hogar es vivir en chabolas o deber ir de techo en techo.

Las personas sin hogar, como la misma palabra dice, son aquellas que tienen problemas de acceso a un hogar. No tienen un espacio físico donde establecer sus relaciones sociales, es decir, un lugar donde poder sentirse seguro física y jurídicamente.

Compartir latido

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir por email
Copiar enlace
Compartir por Whatsapp
E1:35

30 julio, 2019

Todavía no hay ningún comentario...
¡sé el primero en comentar este vídeo!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Recursos para seguir latiendo

Ver más recursos

MATERIAL EDUCATIVO

¿Eres profesor?

Ofrecemos a los educadores una serie de actividades que tienen como objetivo profundizar sobre el ámbito de las personas en situación de sin hogar y facilitar el trabajo sobre los vídeos relacionados con esta temática. Estas actividades pueden adaptarse a diferentes necesidades y están destinadas principalmente a jóvenes de 12 a 18 años.Consulta nuestro material educativo sobre sinhogarismo para trabajar la educación en valores con tus alumnos.
Material educativo

Preguntas para pensar:

  • ¿Cómo puede afectar socialmente no tener hogar?
  • ¿Qué significa para ti, sinhogarismo?