Un niño de 10 años con deformidad facial y tras pasar por muchas cirugías y diez años de hospital en hospital tendrá que hacer frente a un gran reto: asistir por primera vez a la escuela.