La misión de la Fundación es hacer realidad los sueños de niños y niñas con enfermedad crónica o de mal pronóstico con el único objetivo de proporcionarles una alegría que les ayude a sentirse mejor anímicamente.