Tras pasar ocho meses en un centro de salud mental por agredir al amante de su mujer, Pat regresa a casa de sus padres. Aunque está decidido a hacer todo lo posible para recuperar a su ex-mujer, la situación cambia cuando conoce a Tiffany, una chica con problemas y mala reputación.